Refuerza el nuevo perímetro de la ciberseguridad con estos consejos para realizar home office ante la expansión del coronavirus.
COVID-19

La expansión del COVID-19 (coronavirus) está empujando a las empresas a realizar trabajo remoto o home office. Por ello es importante considerar la protección de la información de una organización para evitar filtraciones.

Gerardo Flores, Country Manager de Forcepoint para México y Centroamérica, y Jesús Cortina, Gerente General y VP Ejecutivo de GM SecTec, hacen las siguientes recomendaciones de ciberseguridad:

1. Conexión VPN/SSL – Contar con una conexión segura desde cualquier lugar con acceso a internet y a los sistemas de la empresa incluyendo múltiple factor de autenticación. Hay que asegurar que todos los activos digitales, sistemas operativos, estén actualizados en parches tanto en la infraestructura de la empresa como en los dispositivos de acceso de los trabajadores.

2. Plataforma integrada – Disponga una plataforma de acceso integrado a las aplicaciones empresariales. Cada vez son más disponibles soluciones que permiten integrar en una consola personalizada para cada usuario las aplicaciones que estrictamente necesitan para la ejecución de su trabajo.

3. Monitoreo del comportamiento de los usuarios para detectar y administrar riesgos aplicando políticas de protección de forma dinámica y personalizadas. Existen implementaciones en tiempo real de inteligencia artificial que facilitan alertas sobre comportamientos inusuales dentro y fuera del perímetro de la arquitectura empresarial, para identificar posibles ataques de hackers.

4. Aprovechamiento de soluciones de nube – contar con visibilidad y control de actividades y flujos de datos en las aplicaciones de nube, con el debido monitoreo tanto de aquellas sancionadas como las no sancionadas. Las tecnologías de protección de END POINT como EDR o dispositivos de monitoreo antivirus avanzado funcionan fuera de los perímetros de red tradicionales. Hay que implementarlos por default.

5. Finalmente, es necesario un compromiso de la organización para reforzar la cultura de seguridad de los teletrabajadores sobre todo ante incidencias de ingeniería social, marlware y pishing. Más que nunca el trabajador puede ser el blanco de ataques en escenarios coyunturales como una pandemia sanitaria.



Deja un comentario